Escándalo en Chubut: descubren a una jueza besándose con un condenado a cadena perpetua

La magistrada formó parte del tribunal que la semana pasada condenó al hombre por el asesinato de un policía. Fue la única que había votado en disidencia.

Actualidad 04 de enero de 2022

El Superior Tribunal de Justicia de Chubut ordenó iniciar actuaciones administrativas contra una jueza que habría incurrido en “conductas inadecuadas”. Se trata de la jueza Mariel Suárez que fue descubierta la semana pasada visitando en el Instituto Penitenciario Provincial (IPP) de Trelew a Cristian “Mai” Bustos, condenado a cadena perpetua por el tribunal del que formó parte Suárez.

En el video de la polémica visita se puede ver a Suárez y Bustos sacarse selfies y besarse. El escándalo comenzó cuando se descubrió que Suárez formó parte del tribunal que hace apenas dos semanas condenó a cadena perpetua a Bustos por el asesinato en 2009 de un policía. En su fallo la jueza había votado en disidencia, no apoyó la condena a cadena perpetua que sí impusieron los otros dos magistrados que formaron parte del tribunal y por el contrario pidió una pena menor.

El agente de guardia reportó a su superior, el jefe de la División Seguridad Interna, lo que había sucedido sucedido dentro de un aula del Instituto Penitenciario Provincial (IPP) de Trelew y a partir de allí se inició el proceso que derivó ahora en la orden del Superior Tribunal de Justicia de Chubut pata que se inicien actuaciones administrativas contra Suárez.

“A raíz de una comunicación formal dirigida a los Ministros en feria se tomó conocimiento de un encuentro requerido por una jueza penal de la circunscripción de Comodoro Rivadavia y un recluso alojado en dicho centro penitenciario, considerado de alta peligrosidad y recientemente condenado en el marco de un juicio oral y público sustanciado en la ciudad de Esquel”, detalla el parte oficial del Poder Judicial.

“De los datos comunicados desde el IPP surgen que la jueza habría incurrido en conductas inadecuadas para un magistrado. Las actuaciones se dirigen a dilucidar las circunstancias de dicha reunión entre una magistrada y un condenado, el tenor del encuentro, su extensión en el tiempo y las características del mismo, que puedan implicar violaciones a la Ley de Ética Pública y/o al Reglamento Interno General del Poder Judicial”, concluye el comunicado del Superior.

Fuente: M1

Te puede interesar

La policía de Gerardo Morales infiltró a los movimientos sociales

El 31 de marzo pasado el Ministerio Público fiscal ordenó una investigación sobre referentes sociales opositores a Morales. El espionaje sin autorización de un juez reunió en un expediente casi 80 fichas con fotos y datos personales de dirigentes. Los defensores recién tuvieron acceso a la causa el viernes pasado.

DBFBXXUZ4VCWTELPMJMY5QTLXY