LAWFARE AL PALO: Se filtraron audios de Gabriela Michetti a Laura Alonso manipulando una causa judicial

La exvicepresidenta intercedió por un "amigo" denunciado por Laura Alonso cuando estaba a cargo de la Oficina Anticorrupción.

Actualidad 14 de febrero de 2022

Vamos a poner un poco de contexto para que se comprendan bien los audios que vamos a mostrar. Pero, sobre todo, para que se tome dimensión de la gravedad de los hechos y de lo que implican.

Todo empieza con una denuncia que llegó a la Oficina Anticorrupción, en aquel momento bajo el mando de Laura Alonso.

La denuncia era contra un funcionario de ANSES del gobierno kirchnerista anterior. Se decía que había malversado fondos públicos de los jubilados para pagar publicidad en el programa “6, 7, 8”.

Se lleva a cabo la investigación y se comprueba el hecho denunciado. En aquel entonces, el monto que había sido robado era de 136 millones de pesos.

A grandes rasgos, estamos hablando de cerca de 1.000 millones de pesos actuales.

Para Laura Alonso y su equipo esto debe haber sido una gran noticia. Tenía todos los ingredientes: un funcionario kirchnerista, montos de dinero impresionantes y hechos de corrupción graves que, encima, perjudicaron a los jubilados.

Con todo servido, era hora de empezar a difundir esto en los medios de comunicación. De esto se encargó el diario Clarín, viejo socio del gobierno de Cambiemos.

Pero no todo podía ser tan bueno y Laura Alonso no se había percatado de algo: que ahora el denunciado, Guillermo Pino, trabajaba para ellos.

Apenas empezó a moverse la información en los medios, el primer llamado de Gabriela Michetti no tardó en llegar.

La mismísima vicepresidenta de la Nación llamaba a la titular de la Oficina Anticorrupción para intentar despegar a Pino, que ahora reconoce como empleado de suyo. Así se arreglaban los choreos en la OA. Qué transparencia.

Según Michetti, Pino “no tenía nada que ver” y le pide una reunión con mucha urgencia para intentar arreglar lo que parece que va a ser un verdadero problema.

Sin embargo, el historial del empleado de Michetti no lo ayuda mucho. Enrique Juan Blaksley Señorans, preso desde 2018 por lavado de dinero y asociación ilícita por $550 millones, lo nombra a Guillermo Pino como su socio. Sigamos escuchando.

Al parecer la reunión se organizó rápido. Y claro, si lo encargaban desde el segundo cargo más importante del Poder Ejecutivo.

Con un solo mensaje, Guillermo Pino pasó de ser un exfuncionario kirchnerista corrupto a ser “amigo” de la exvicepresidenta. Queda un audio más.

Vos te preguntarás en qué quedó todo. Adivinaste: en la nada. A Guillermo Pino le intentaron limpiar un poco el nombre llevándolo a los canales de televisión de sus socios y la denuncia se perdió por los pasillos de la Oficina Anticorrupción.

Al final, muy en el fondo, no hay grieta. Todos trabajan para sus intereses y hay cosas de las que no se hablan.

Fuente: ADN web

Te puede interesar