Larreta quiere expropiar una escuela de sordos para instalar el Distrito del Vino

En el último año, Larreta pretendió rematar varios edificios donde funcionan escuelas y centros de Desarrollo Infantil para introducirlos en el negocio inmobiliario

Actualidad 26 de febrero de 2022

Se pueden citar innumerables cantidad de ejemplos que denotan el maltrato que viene perpetrando el gobierno de la Ciudad por la educación pública. Paralelamente, y en sentido contrario, su gestión focaliza en el advenimiento constante de negocios inmobiliarios. Aquí convergen ambas situaciones: la Escuela Especial N° 28 “Bartolomé Ayrolo”, que se especializa en la formación de personas hipoacusicas. El objetivo es rematar el Palacio Ceci, ubicado en el barrio de Villa Devoto, donde funciona el establecimiento educativo para convertirlo en el “Distrito del Vino”.

Captura de Pantalla 2022-02-25 a la(s) 12.46.42LARRETA SIGUE ARRASANDO: ahora taló los árboles históricos de Paseo Colón

El distrito del vino está ubicado en el corazón de Villa Devoto. El ejecutivo local subraya que es una iniciativa pública y privada “que busca posicionar a la industria vitivinícola, de forma nacional e internacional, entendiendo a Buenos Aires como vidriera del país productor. Las empresas que quieran formar parte serán acompañadas por la ciudad mediante beneficios económicos”.

Una vez rematada la Escuela Especial, Larreta utilizará las instalaciones del palacio, para extender ese negocio inmobiliario con el argumento de fortalecer y difundir la producción vitivinícola. En realidad, el área que comprende este “emprendimiento” abarca los barrios de Villa Devoto, Villa del Parque y La Paternal, un importante sector de la Comuna 11 que se extiende a lo largo y ancho de diez calles y dos avenidas principales, distribuidas en los tres barrios porteños del noroeste de la Ciudad.

366328-whatsapp-20image-202022-02-22-20at-2019-49-41Larreta le regaló un edificio público a un empresario amigo

El primero en alzar la voz fue el gremio docente Ademys, que manifestó su apoyo a la comunidad educativa “y nuestra disposición a resistir la expropiación del edificio”.

El Palacio Ceci fue donado en 1938 para que en ese lugar funcione el Instituto de Sordomudos. “Actualmente el Gobierno de la Ciudad, que dice priorizar la educación, pretende hacer uso comercial del mismo y   entregarlo al Distrito del Vino. Durante el verano desde el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires informaron a la conducción y supervisión la restauración del mismo, sin mencionar que ya no sería edificio de la escuela-comunidad Sorda”.

En el mismo sentido, desde la unión de Trabajadores de la Educación, UTE, señalan: “Una vez más, el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta y la Ministra Soledad Acuña, demuestran que su interés por la educación pública es sólo un discurso marketinero”, y rematan “Exigimos se detenga dicho proyecto y se restaure el edificio, para el proyecto pedagógico de las Escuelas Bilingües N° 28 y 29 y de la Comunidad Sorda Argentina”.

En 1938 el Palacio fue alquilado al Ministerio de Educación de la Nación para que funcionara la escuela y en 1967 el presidente de facto, Juan Carlos Onganía, expropió el Palacio Ceci y pasó al Estado Nacional. Dado su valor, el edificio fue catalogado como “Bien de interés arquitectónico” por el Gobierno de la Ciudad, tal como figura en el Boletín Oficial del año 2001. Ahora el gobierno porteño quiere transferirlo al ministerio de Infraestructura para un proyecto comercial. “La excusa de esta transferencia, que el gobierno porteño llama “restitución”, es que de esta manera ellos pueden encargarse de las obras de restauración. Este fue el único edificio que se sostuvo en pie sin un peso de mantenimiento por parte del Estado”, cuenta a Tiempo Diego Cabales, vecino del barrio y titular Revista Devoto.

La escuela para negocios inmobiliarios

No es la primera vez que el gobierno porteño remata edificios escolares para introducir el inmueble en la especulación inmobiliaria. En Pringles 344 se encuentra el Centro de Desarrollo Infantil –CeDI N° 5-, que brinda contención para niñas y niños de 45 días de vida a 3 años de edad, ubicado en el barrio de Almagro, dentro de la Comuna 5. Allí existe una demanda de más de 500 familias que no consiguen vacante en la educación inicial de gestión pública para sus hijas e hijos. Un CeDI no es un jardín de infantes, pero el gobierno de la Ciudad durante años instaló estos estos centros en todo el distrito, que dependen del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad, ante la negativa de construir escuelas infantiles bajo el ala del Ministerio de Educación porteño. El inmueble lindero a este CeDI, ubicado en Pringles 340/42, es propiedad del gobierno de la Ciudad y hace años la comunidad educativa y el barrio exigen, que en ese lugar, se construya la ampliación del maternal. Sin embargo, Horacio Rodríguez Larreta y Soledad Acuña, pretenden vender ambos inmuebles y, a pesar de 3 subastas desiertas, intentarán rematarlo nuevamente.

Otro ejemplo es lo que ocurre con la Escuela Indira Gandhi ubicada en Costanera Norte. La administración de Larreta pretende trasladarla al Barrio Carlos Mugica y utilizar esas hectáreas situadas en una de las zonas de la Ciudad de Buenos Aires más opulentas. En su lugar instalará el autodenominado “Distrito Joven”: un polo de entretenimiento y gastronomía para el público juvenil. El ejecutivo porteño plantea reconcesionar los espacios que dan de cara al río en el tramo que va desde Punta Salguero hacia el norte, pasando Aeroparque. Fueron privatizados en los ’90 durante los gobiernos de Carlos Menem en Nación y Carlos Grosso en Capital pero con una condición: tanto el Puerto Pibes como la Escuela Indira Gandhi, debían permanecer en el lugar.

Fuente: Tiempo Argentino

Te puede interesar