KIRCHNERISMO: Axel aumentó 60% los salarios de estatales y docentes

El gobierno de la Provincia se adelantó a actualizar el acuerdo para que los trabajadores puedan tener una mayor certidumbre sobre lo que pasará en los próximos meses.

Política 10 de mayo de 2022

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires acordó este martes con los secretarios generales de los gremios de maestros, estatales, médicos y judiciales bonaerense agregar 10 puntos a todos los aumentos cerrados hasta el momento para alcanzar en diciembre una suba total del orden del 60%, informaron fuentes oficiales y gremiales.
El acuerdo se alcanzó esta mañana durante un encuentro en Casa de Gobierno, en La Plata, entre el gobernador Axel Kicillof; los ministros de Hacienda, Pablo López; de Trabajo, Mara Ruiz Malec; y el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde.

"En esta oportunidad, el Poder Ejecutivo ha decidido actuar con premura agregando 10 puntos porcentuales a todas las etapas de los acuerdos concertados y adicionar asimismo un nuevo aumento en el mes de diciembre que asegure un piso de aumento salarial en línea con las proyecciones actuales aumentos salariales del 60%", indicaron fuentes del Gobierno.

Remarcaron que, al mismo tiempo, continúa vigente la cláusula de monitoreo, a la que se agrega revisión en el último trimestre del año.

"De esta manera se busca dar una perspectiva para lo que queda del año, creemos que es importante que los trabajadores pueden tener certidumbre en un contexto volátil como el actual", señalaron y analizaron que así se aporta "certeza, tranquilidad y recuperación del poder adquisitivo a los trabajadores, con las herramientas que disponemos desde el Gobierno provincial, es una muestra del valor que asignamos al Estado y al trabajo de diario de cada trabajador".

El último acuerdo paritario entre la provincia y los maestros se firmó en febrero pasado y contemplaba un incremento cercano al 42% en una escalada en tres tramos, mientras que el acuerdo con los trabajadores estatales y judiciales se cerró un mes después, con un incremento del 40%.

En aquel entonces, se consensuó también incluir una cláusula de reapertura y otra de seguimiento.

Fuente: M1

Te puede interesar

Tras el atentado, Gabriel Carrizo y Brenda Uliarte seguían planeando matar a CFK

Apenas dos horas después del ataque a la vicepresidenta, Carrizo, el dueño de la máquina de hacer algodón de azúcar, le escribe a Uliarte: “Estamos todos juntos. A la mierda Cristina”. Y ella responde: "La próxima voy y gatillo yo". Más tarde, él le pregunta: "Querés hacerlo?" Uliarte insiste: "Te juro que sí. Y no me va a fallar el tiro. Pero hay que pensarlo bien". En los mensajes que cruzan en las horas y días siguientes se mezclan sus intenciones de concretar el magnicidio, y sumar otras víctimas, como Máximo Kirchner, con los intentos de ocultar sus vínculos con Fernando Sabag Montiel.

653383-carri-20uli