Alberto Fernández y Cristina Kirchner se reunieron en Olivos

Los gobernadores habían pedido la presencia de la Vice en la jura de la nueva ministra para tener una foto de unidad. El encuentro se postergó todo el día. En la Rosada no descartan nuevos cambios.

Actualidad 05 de julio de 2022

Luego de la asunción de la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis, el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, se reunieron en la Quinta de Olivos, donde compartieron una cena. Tras un largo tiempo sin conversar, el Presidente y CFK habían retomado el diálogo el domingo por la noche, cuando Fernández la llamó por teléfono para consultarle sobre el nombre que él había elegido para reemplazar a Martín Guzmán y con el que ella estuvo de acuerdo. En esa ocasión hablaron cerca de una hora y acordaron "resolver lo urgente", y luego volver a conversar. No hubo que esperar mucho, la cita finalmente se concretó la noche del lunes. 

La última vez que se habían visto de forma presencial fue el 3 de junio, en el acto por los 100 años de YPF que se llevó a cabo en Tecnópolis. Un diputado que tiende puentes con ambos lados de la coalición, confirmó a este diario que "la verdad es que en la comunicación que tuvieron han quedado entre ellos que ya no habrá intermediarios. Y me parece muy bien".

 

La jura de Batakis culminó y el Presidente salió de Casa Rosada en helicóptero a las 19.30. La vicepresidenta, en tanto, estuvo en su casa ubicada en el barrio de Recoleta, luego fue al Senado y de allí a la residencia presidencial. En un comienzo trascendió que el encuentro presencial entre ambos funcionarios sería este lunes, sin embargo, desde el entorno más próximo del Presidente aseguraron en todo momento que la reunión aun "no tenía fecha", y que no estaba confirmada. 

De hecho, una vez que se conoció la información, desde el oficialismo tardaron en chequearlo. La mayoría de los ministros incluso no estaban enterados del encuentro. "La verdad desconozco, pero qué bueno sería que sea verdad", decían sorprendidos. Los gobernadores del norte grande, en tanto, estaban compartiendo una cena en Formosa, en la previa del encuentro que tendrán mañana, y se enteraron de la noticia por los medios de comunicación. 


Desde Balcarce 50, distintos funcionarios cercanos al Presidente que asistieron a la jura de Batakis explicaban que en los próximos días "no habrá más cambios de gabinete" y que la modificación, por ahora, sería sólo en la cartera de Economía. Sin embargo, algunos dejan la puerta abierta al decir que "somos un gobierno que permanentemente está evaluando cuáles son las mejores medidas para mejorar la gestión, por lo cual hay conversaciones todo el tiempo y se va a seguir viendo cómo hacer para que todo mejore". 

El Gabinete sobre la mesa
Algunas terminales del oficialismo dejaron trascender desde el sábado que el cambio del domingo no sería sólo en el ministerio de Economía y que habría una "reestructuración del gabinete". Finalmente, nada de eso ocurrió el fin de semana. Uno de los funcionarios más cercanos al Presidente, y que estuvo toda la jornada del domingo con él, contó a Página/12 que "Alberto nunca llegó a hacer esos planteos que están en los medios. En la mesa de Olivos eso no se evaluó". Este puede haber sido uno de los tópicos de la charla entre el Presidente y la Vice la noche del lunes.

La vocera presidencial, Gabriela Cerruti, había asegurado que el Presidente y la vicepresidenta "iban a continuar conversando", y que el domingo la idea del llamado entre ellos era resolver el tema puntual --es decir, encontrar el reemplazo de Guzmán--, pero que en la conversación ambos funcionarios acordaron seguir abordando "otros temas" más adelante. 

Miembros del entorno de Fernández que estaban en Olivos la noche de domingo indicaron a este diario que fue el Presidente el que propuso a Silvina Batakis como reemplazo de Guzmán por recomendación del presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y del ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, y que en el llamado le transmitió ese mensaje a CFK, quien dio el visto bueno.

Batakis, prenda de unidad
También se especuló con que la vicepresidenta podía hacerse presente el lunes en la asunción de Batakis, en Casa Rosada. Algunos gobernadores habían pedido por la foto de unidad, pero sin embargo eso no pasó. Hubo que esperar a la cena para el encuentro. Lo que sí ya podía leerse como un mensaje de la vicepresidenta de respaldo a la designación de la nueva ministra de Economía fue la presencia en el Salón Blanco durante la jura, del procurador del Tesoro y persona de máxima confianza de CFK, Carlos Zannini --uno de los funcionarios que funcionan, según dijo la vicepresidenta en su último discurso-- y de otros miembros de la Cámpora, como la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, y la presidenta del Pami, Luana Volnovich.

Desde algunas terminales del oficialismo opinan que la sensación actualmente es que el objetivo del gobierno de Fernández por el año y medio que le queda de gestión es "aguantar sin que se rompa la unidad". Una persona de mucho peso político y que tiene diálogo casi permanente con la vicepresidenta, en tanto, comentó a este diario que "estamos tratando de integrar todo".


El rol de Sergio Massa
También habrá que ver cómo continúa el rol de Sergio Massa dentro del Frente de Todos. Trascendió que el domingo él le pidió al Presidente el control de la AFIP y del Banco Central y eso no fue concedido. Más allá de las especulaciones, el tigrense estuvo en primera fila durante la asunción de la nueva ministra de Economía. 

Antes se reunió con el Presidente y varios diputados del bloque oficialista en Casa Rosada. En ese encuentro, Fernández promulgó la Ley de Alivio Fiscal para Pequeños Contribuyentes y Autónomos, una norma impulsada por Massa. 

Desde algunas tribus oficialistas destacan que el presidente de la Cámara de Diputados "no tiene pocas cosas dentro del gobierno", y que "su puesto es central y allí no puede ser reemplazado".

Por la mañana, Fernández se había reunido con Batakis en la Quinta de Olivos y arribó a Casa Rosada cerca de las 3 de la tarde. Antes, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, había asegurado a la prensa acreditada en Gobierno que Massa continuaría en su cargo y que no habría más cambios en el gabinete. "Por ahora el Presidente no ha tomado esa decisión. Cada uno de los ministros responsables de las carteras siguen en sus áreas de trabajo. En el transcurso de la tarde de ayer tomé contacto con muchos de ellos y voy a tener reuniones con varios hoy para hablar todo lo que tiene que ver con la gestión", afirmó. También ratificó que él continuará en su cargo. "Mientras Fernández lo disponga, voy a seguir en esa tarea", puntualizó.

El papel de los gobernadores
Desde algunos sectores del Frente de Todos consideran que "es racional que no haya más cambios de gabinete. Aun pensando que el recambio puede ser necesario". "Tácticamente no sería una buena estrategia porque cambiar el gabinete significaría poner a funcionar de cero la maquinaria otra vez en cada cartera y hacer eso en este momento complejo sería muy difícil", agregaron. Otros opinan que eso será necesario para poder relanzar la gestión de cara al tiempo que le queda de gobierno del Frente de Todos antes de las elecciones de 2023.

Dentro del oficialismo destacan que la designación de Batakis fue acompañada por todos los gobernadores del peronismo, con quienes ella tuvo mucho diálogo mientras era secretaria de Provincias en el ministerio del Interior. "Los gobernadores están tomando cada vez más protagonismo dentro de la coalición de gobierno y ellos la apoyan. Eso es fundamental", dijeron. Además, destacaron que es positivo que Batakis sea una persona cercana a Daniel Scioli, el nuevo ministro de Desarrollo Productivo, con quién deberá trabajar en tándem. "Es una dirigenta que no le hace ruido a CFK y tampoco a AF, eso no es poca cosa", opinaron. En la asunción de Batakis no estuvo presente el extitular de la Cartera, Martín Guzmán, y fue la única vez que Fernández no le agradeció a un ministro saliente.

Fuente: P/12

Te puede interesar

La policía de Gerardo Morales infiltró a los movimientos sociales

El 31 de marzo pasado el Ministerio Público fiscal ordenó una investigación sobre referentes sociales opositores a Morales. El espionaje sin autorización de un juez reunió en un expediente casi 80 fichas con fotos y datos personales de dirigentes. Los defensores recién tuvieron acceso a la causa el viernes pasado.

DBFBXXUZ4VCWTELPMJMY5QTLXY