Detuvieron con armas y drogas al expresidente de la Sociedad Rural de Diamante, mano derecha de Luis Miguel Etchevehere

El dirigente ruralista entrerriano Roberto Airaldi, durante la presidencia de Mauricio Macri. También fueron detenidas otras tres personas.

Actualidad 25 de julio de 2022

Cuatro personas fueron detenidas este sábado con armas, drogas y dinero en efectivo durante un operativo de Gendarmería Nacional en la zona noroeste de Rosario. Entre los detenidos se encuentra Leonardo Roberto Airaldi, exdirigente de la Sociedad Rural de Diamante.

El operativo tuvo lugar este sábado en la intersección de Gorriti y Teniente Agneta,  alrededor de las 3.20 de la madrugada, cuando efectivos de Gendarmería que realizaban controles interceptaron una camioneta Volskwagen Amarok con 2 hombres y 2 mujeres a bordo. 

Al momento de requisar el vehículo, los gendarmes detectaron dos pistolas (una Browning y otra Glock) calibre 9 mm; 11 cargadores y 196 municiones (96 de calibre 9 mm, 65 calibre 40 y 35 calibre 32). También hallaron 360 dólares, 151.960 pesos, una balanza de precisión, medicamentos en tabletas y ampollas, seis jeringas con agujas y un gramo de cocaína, informó La Capital de Rosario.

A raíz de este procedimiento, el juez federal de turno dispuso el secuestro del vehículo y de todos los elementos hallados en el procedimiento y la detención de los cuatro involucrados, Roberto Airaldi, Jimena Irupé Burne, Zuleme Beatríz Troncoso y Lucas Alejandro Peralta. 

Airaldi, según informaron medios locales, fue presidente de la Sociedad Rural de Diamante y durante la presidencia de Mauricio Macri fue mano derecha del entonces ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere. 

Además, de acuerdo al libro de investigación periodística “Territorio Narco”, de los periodistas Daniel Enz y José Amado, Airaldi tuvo vinculaciones con la red de narcotráfico de Paraná comandada por Daniel “Tavi” Celis, en la que también estuvieron involucrados altos funcionarios municipales de Paraná.

Fuente: Página/12

Te puede interesar

Tras el atentado, Gabriel Carrizo y Brenda Uliarte seguían planeando matar a CFK

Apenas dos horas después del ataque a la vicepresidenta, Carrizo, el dueño de la máquina de hacer algodón de azúcar, le escribe a Uliarte: “Estamos todos juntos. A la mierda Cristina”. Y ella responde: "La próxima voy y gatillo yo". Más tarde, él le pregunta: "Querés hacerlo?" Uliarte insiste: "Te juro que sí. Y no me va a fallar el tiro. Pero hay que pensarlo bien". En los mensajes que cruzan en las horas y días siguientes se mezclan sus intenciones de concretar el magnicidio, y sumar otras víctimas, como Máximo Kirchner, con los intentos de ocultar sus vínculos con Fernando Sabag Montiel.

653383-carri-20uli