Verbitsky reveló que en el celular de Brenda Uliarte habría contactos con una importante figura de la oposición

Actualidad 11 de septiembre de 2022

Los trascendidos sobre la causa judicial que instruye la jueza María Eugenia Capuchetti señalan que el intento de magnicidio fue planificado con antelación por Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte y mencionan como posibles cómplices a un grupo de jóvenes que se presentaban como vendedores de algodón de azúcar, entre ellos Gabriel Carrizo y Sergio Eduardo Orozco. Pero un barrido intensivo de las redes antisociales también permite vincular a Uliarte con la agrupación Revolución Federal, que desde hace 100 días viene realizando actos de hostigamiento a funcionarios del gobierno nacional y explícitas amenazas de muerte. Son los que colocaron horcas, guillotinas y bolsas mortuorias frente a la Casa de Gobierno, intimaron al Presidente Fernández a irse por las buenas, impidieron una conferencia de prensa en Olivos, golpearon la camioneta de Sergio Massa, arrojaron teas ardientes al interior de la Casa Rosada. Fuentes del juzgado sugieren que el sector encriptado del teléfono de la muchacha contiene contactos con una figura de primera línea de la oposición política.

Las reiteradas apariciones de Sabag Montiel y Uliarte en Crónica TV también ponen la atención en la panelista de esa señal, Delfina Meza Wagner, una influencer nacionalista de derecha que convocaba a las movilizaciones de Revolución Federal y de otro agrupamiento de similares características, que se presenta como Nación de Despojados y que surgió con pocos días de diferencia.

Dos días después del atentado, Meza Wagner reveló un contacto con Brenda Uliarte (por entonces identificada como Ambar Eliza), y escribió un artículo en su defensa en Ámbito Financiero. Cuando se difundió la posibilidad de una concertación previa para que Sabag Montiel apareciera en forma presuntamente casual en móviles de la misma señal, Tomás Méndez la descalificó en su habitual tono insultante, que desde Pergolini  y Lanata se ha instalado como normal en diversos medios. Un antecedente es el falso escrache a Patricia Bullrich que el político cordobés Méndez organizó y por el cual fue apartado de C5N.

Miembros de Revolución Federal y de Nación de Despojados comparten una conversación en la plataforma Twitter Space, bajo el título: “¿Y si nos volvemos montoneros?”.

El administrador del Twitter Space es Jonathan Morel, de 23 años, miembro de Revolución Federal. El 23 de agosto, al día siguiente de la finalización del alegato de Luciani, la usuaria Libertad #SOSCuba cuenta que estuvo en Comodoro Py y luego fue a Juncal y Uruguay. “Se vienen tiempos violentos y hay que actuar”, dice. Agrega que habló con la esposa de un militar retirado, que estuvo en varias guerras y dijo que “esto se resuelve con sangre. Si este gobierno llega a tener un muerto o dos muertos, se cae”.

Sabrina Basile, hija del ex futbolista y entrenador, se hizo conocida cuando murió su madre. Negó la versión que decía que se había contagiado Covid-19 y atribuyó el óbito a que se había cerrado la importación de la droga que usaba. Además posteó:

En el chat de Revolución Federal dice que “hay que hacerles frente porque a esta gente son como neo-montoneros (…),  por eso estamos convocando para salir a la calle y que pase lo que pase”.

Otro hombre insta a los vecinos a hervir agua para arrojar desde balcones y terrazas, porque si quieren caos, hay que darles caos.

Jonathan Morel agrega: “Hay que matarlos, ma-tar-los”. Un tercero, @saveclocktower, lo cuestiona:

—No hay que matarlos porque estos tipos lo que quieren ahora es otro Kosteki Santillán, que terminaron teniendo el nombre de una estación de subte.

Muy exaltado, Gastón Guerra dice: “Si no quieren eso, no mates dos, matá 100”.

En ese momento tercia quien se identifica como Fernando, un militar retirado que participó del Operativo Independencia en 1975 y de lo que llama “el conflicto de Malvinas”. Se declara indignado porque “Larreta es un pusilánime” y dice que un compañero que vive en el edificio le contó que para calmar a los manifestantes “tiraron tres tiros al aire”, y allí “empezó el plan de poner las vallas”.

En una entrevista con la radio Con Vos, Morel dice que con la política y la legalidad no se puede hacer nada, por lo cual recomienda organizarse para «prender fuego al país» y «matarlos a todos». 

Las intimidaciones adquieren otro sentido cuando se advierte la proximidad de sus autores a la Vicepresidenta, con esta imagen que Gastón Guerra subió a su Instagram.

Ante una consulta para esta nota, Ximena de Tezanos Pinto, que vive en el piso inmediato superior al de Cristina, confirmó que Gastón Guerra estaba en su departamento y explicó que ella le alquila una habitación a la abogada Gladys Egui, que defiende al despojado en la causa que se inició por daños al auto de Sergio Massa y amenazas, por denuncia del periodista Lautaro Maislín.

Los policías porteños asistieron en forma pasiva a los golpes contra la camioneta del ministro y las amenazas al periodista. Es probable que Tezanos Pinto no haya visto este video, porque de otro modo no se explica que le parezca raro que enfrente un juicio. Tampoco reveló quién paga los honorarios de la abogada, aunque escuchando las opiniones de la doctora Egui, se presume que lo toma como una tarea militante. En una entrevista previa con Paulo Vilouta en la radio La Red, la abogada contó que le alquila la habitación a Tezanos Pinto desde “hace tres o cuatro meses”, es decir al mismo tiempo de la aparición de Revolución Federal y Nación de Despojados.

Esta escalada de actos violentos por parte de personas dispuestas a superar cualquier límite no es un fenómeno sólo argentino. Nada menos que en Estados Unidos, el ex Presidente Donald Trump, quien aspira a regresar en 2024, instigó un golpe de Estado para desconocer el resultado adverso de las elecciones presidenciales. Sus partidarios que asaltaron el edificio del Congreso el 6 de enero de 2021, causando destrozos, varias muertes, y amenazas de colgar al Vicepresidente Mike Pence, a la presidenta del bloque de diputados demócratas Nancy Pelosi y a cualquiera que no se plegara al invento del fraude en contra de Trump, usan una retórica afín a la de Revolución Federal y Nación de Despojados, y no se puede olvidar la relación del ideólogo de Trump y de la derecha revolucionaria internacional, Steve Bannon, con los partidos de la derecha argentina, y el trabajo de Cambridge Analytica contra el kirchnerismo. En Brasil, donde el 2 de octubre se elegirá entre Jair Bolsonaro y Lula al próximo Presidente, se cocina el mismo caldo espeso, como dio cuenta la revista de negocios The Economist. Con un agravante: las Fuerzas Armadas de Estados Unidos están habituadas a utilizar las armas hacia afuera; las de Brasil apuntan hacia adentro y Bolsonaro, pese a su extravagancia, es uno de ellos.

Fuente: El Cohete a la Luna

Te puede interesar

NUEVAS PRUEBAS DE CFK: Los bolsos de López y Macri

La vicepresidenta publicó una nota del FBI que da cuenta del envío de 3,2 millones de dólares de los 9 que le incautaron al exsecretario de Obras Públicas. Los recibió Finansur S.A., propiedad de Jorge Sánchez Córdova, macrista y extesorero de Boca con Angelici.

Captura de Pantalla 2022-08-25 a la(s) 16.38.57