El vínculo de Patricia Bullrich con el atentado a Cristina

Según denunciaron las legisladoras porteñas Claudia Neira y Maia Daer, Luján Romero participó de un violento escrache contra ellas, el 4 de julio pasado. La ubicaron en otros ataques de Revolución Federal. Además, está relacionada con Patricia Bullrich, la vecina de Cristina, la abogada que le alquila a esa vecina y referentes de los grupos de odio. Según la denuncia, llegó a estar hasta en el programa de Jorge Lanata.

Actualidad 18 de septiembre de 2022

Mientras avanza la causa por el intento de asesinato de Cristina Fernández de Kirchner se abren expedientes tangenciales contra quienes realizaron diversos escraches violentos a dirigentes políticos, sobre todo, peronistas. Esos ataques fueron parte del caldo de cultivo de lo que aconteció el 1 de septiembre a la noche en Recoleta. Por ejemplo, este último miércoles las legisladoras porteñas Claudia Neira y Maia Daer denunciaron por “hostigamiento, maltrato y amenazas” a Cristina Lujan Romero, quien las agredió el 4 de julio pasado cuando estaban ingresando a la Casa Rosada. Según identificaron las denunciantes, Romero participó en otras marchas violentas realizadas por Revolución Federal. Pero eso no es todo: en redes sociales se muestra en fotografías con Patricia Bullrich y es amiga de la vecina de Cristina, clienta de la abogada que le alquila a esa vecina y se relaciona con referentes de los grupos de odio. Neira y Daer señalaron que llegó a estar hasta en el programa de Jorge Lanata.

Luján Romero es amiga de la vecina de CFK, Ximena Tezanos Pinto. A su vez, es quien le presentó a la abogada que vive con ella en el piso de arriba de la vicepresidenta: Gladys Egui. Esa letrada representa legalmente por recomendación de Luján a referentes de los grupos de odio Revolución Federal y Nación de Desocupados, Leonardo Sosa y Gastón Guerra, que organizaron la marcha del 18A con antorchas contra la Casa Rosada en la que participó Brenda Uliarte, detenida en el caso del atentado a Cristina. Luján también fotografías con Patricia Bullrich en su Facebook y, de acuerdo a la presentación de Neira y Daer, estuvo en PPT, el programa que conduce Jorge Lanata, en la emisión del 11 de septiembre pasado.

“Las vamos a prender fuego”, “¿por qué no se van con Cristina?”, “chorras”, “putas”, “ladronas”, “hijas de puta”, “¿cómo se animan a caminar solas?”, “¿por qué no se van del país, putas de mierda?”, son algunos de los insultos y gritos que recibieron Neira y Daer el 4 de julio pasado en el ingreso de la Casa Rosada, adonde se dirigían para participar del acto de asunción de Silvina Batakis como ministra de Economía. Entre quienes las agredían –llegaron a escupirlas- lograron identificar a Luján Romero, que estaba con una bandera argentina como capa. El último miércoles la denunciaron en la Justicia porteña. Apuntaron contra ella y “quienes resulten autores y/o partícipes de los hechos de hostigamiento, maltrato y amenazas”. La denuncia quedó radicada en le Fiscalía Nº 22.

Este viernes ampliaron la denuncia porque ahora reconocieron en el mismo acto violento a Jonathan Morel, el joven que cofundó Revolución Federal con Leonardo Sosa. Tal como publicó El Destape, la intervención de la AFI hizo una presentación ante el juzgado de Capuchetti en la que aportó una serie de audios que apuntan al grupo de odio Revolución Federal, puntualmente a Morel, porque en una conversación pública de Twitter describió el mismo plan que ejecutarían en lo inmediato Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte. Morel adelantó lo que iba a pasar casi como un calco.

En su presentación ante la justicia porteña, las legisladoras explicaron que no efectuaron la denuncia en lo inmediato porque habían tomado el episodio como “un hecho aislado”. Además, no ubicaban a los agresores. El punto de quiebre para acudir a la Justicia fue el intento de asesinato de CFK. Entonces, remarcaron Neira y Daer, “tomaron relevancia grupos ‘escrachadores’ que promueven la violencia y la intolerancia, con los cuales estarían relacionados los imputados en la causa que investiga el suceso padecido por la Vicepresidenta. Esta última circunstancia, fue la que modificó nuestra lectura sobre el ataque que sufrimos”, explicaron en su presentación.

A eso se suma, que lograron identificar a Luján Romero en el programa “Periodismo para Todos” que se emitió el pasado domingo 11 de septiembre, en el que se abordó la problemática de la “grieta” y convocaron a partidarios y militantes de uno y otro lado de esa grita.

Según precisan las legisladoras, Luján Romero participó de otros escraches. Así surge de diversos videos difundidos por las redes que aportaron a la Justicia. “Nos llegaron publicaciones de estos videos que demuestran que las agresiones que fueron perpetradas contra nuestras personas eran solo una parte de la acción violenta del grupo”, indicaron Neira y Daer. Es que el escrache del 4 de julio se inserta en una secuencia mucho más amplia de movilizaciones violentas que se grababan y subía a las redes sociales.

“Cristina Luján Romero aparece en el ataque al Instituto Patria el 22 de julio del corriente año alrededor de las 17:00h, donde amenazan de muerte a la Cristina Kirchner, como así también en el ‘polentazo’ llevado a cabo en el Ministerio de Economía el 12 de agosto del corriente alrededor de las 13:00h”, enumeraron las legisladoras en su escrito. El ataque a la sede del Instituto Patria, donde amenazaron de muerte a Cristina, fue judicializado y el pasado 14 de septiembre la causa pasó del fuero porteño al federal.

Neira ya fue citada por el juzgado para el viernes próximo para prestar testimonio. El hecho investigado fue calificado como “amenazas agravadas por discriminación”.

De Bullrich a Revolución Federal y la vecina de CFK
En el Facebook de Luján Romero se pueden ver fotos de ella posando con Patricia Bullrich y con la vecina de Cristina. También que entre sus amigos de la red social figura Sabrina Basile, otra de las mujeres que aparece en varios escraches que realizó Revolución Federal. No debiera sorprender.

Según indicó la abogada Egui a este medio, tanto ella como Luján Romero, Tezanos Pinto, Leonardo Sosa y Gastón Guerra se pusieron a disposición de la Justicia tras una presentación que realizaron ante el juzgado a cargo de María Eugenia Capuchetti, quien investiga el intento de homicidio contra CFK. Los últimos tres y la abogada estuvieron reunidos en el piso de arriba de lo de la vicepresidenta el 28 de agosto pasado, cuatro días antes de que Fernando Sabag Montiel gatillara una pistola Bersa cargada con 5 balas a centímetros de la cabeza de la vicepresidenta. ¿Por qué Lujan Romero se sumó en ese escrito? Porque fue quien, de una u otra manera, presentó a todos.

“Por Luján conocí a Ximena”, contó la abogada a El Destape y aseguró que Romero es cliente suya. La propia Tezanos Pinto, que vive en el sexto piso del edificio ubicado en Uruguay y Juncal, en Recoleta, confirma que fue Romero quien la puso en contacto con la letrada: “Le alquilo una habitación a Gladys desde junio. Llega acá por una conocida. Ella necesitaba un lugar donde vivir”, explicó a este medio. La conocida, confirma, es Cristina Lujan Romero, que es clienta de Egui. Mención aparte: Egui es especialista en lavado de activos y no es penalista.

En su presentación ante la justicia porteña, las legisladoras explicaron que no efectuaron la denuncia en lo inmediato porque habían tomado el episodio como “un hecho aislado”. Además, no ubicaban a los agresores. El punto de quiebre para acudir a la Justicia fue el intento de asesinato de CFK. Entonces, remarcaron Neira y Daer, “tomaron relevancia grupos ‘escrachadores’ que promueven la violencia y la intolerancia, con los cuales estarían relacionados los imputados en la causa que investiga el suceso padecido por la Vicepresidenta. Esta última circunstancia, fue la que modificó nuestra lectura sobre el ataque que sufrimos”, explicaron en su presentación.

A eso se suma, que lograron identificar a Luján Romero en el programa “Periodismo para Todos” que se emitió el pasado domingo 11 de septiembre, en el que se abordó la problemática de la “grieta” y convocaron a partidarios y militantes de uno y otro lado de esa grita.

Según precisan las legisladoras, Luján Romero participó de otros escraches. Así surge de diversos videos difundidos por las redes que aportaron a la Justicia. “Nos llegaron publicaciones de estos videos que demuestran que las agresiones que fueron perpetradas contra nuestras personas eran solo una parte de la acción violenta del grupo”, indicaron Neira y Daer. Es que el escrache del 4 de julio se inserta en una secuencia mucho más amplia de movilizaciones violentas que se grababan y subía a las redes sociales.

“Cristina Luján Romero aparece en el ataque al Instituto Patria el 22 de julio del corriente año alrededor de las 17:00h, donde amenazan de muerte a la Cristina Kirchner, como así también en el ‘polentazo’ llevado a cabo en el Ministerio de Economía el 12 de agosto del corriente alrededor de las 13:00h”, enumeraron las legisladoras en su escrito. El ataque a la sede del Instituto Patria, donde amenazaron de muerte a Cristina, fue judicializado y el pasado 14 de septiembre la causa pasó del fuero porteño al federal.

Neira ya fue citada por el juzgado para el viernes próximo para prestar testimonio. El hecho investigado fue calificado como “amenazas agravadas por discriminación”.

De Bullrich a Revolución Federal y la vecina de CFK
En el Facebook de Luján Romero se pueden ver fotos de ella posando con Patricia Bullrich y con la vecina de Cristina. También que entre sus amigos de la red social figura Sabrina Basile, otra de las mujeres que aparece en varios escraches que realizó Revolución Federal. No debiera sorprender.

Según indicó la abogada Egui a este medio, tanto ella como Luján Romero, Tezanos Pinto, Leonardo Sosa y Gastón Guerra se pusieron a disposición de la Justicia tras una presentación que realizaron ante el juzgado a cargo de María Eugenia Capuchetti, quien investiga el intento de homicidio contra CFK. Los últimos tres y la abogada estuvieron reunidos en el piso de arriba de lo de la vicepresidenta el 28 de agosto pasado, cuatro días antes de que Fernando Sabag Montiel gatillara una pistola Bersa cargada con 5 balas a centímetros de la cabeza de la vicepresidenta. ¿Por qué Lujan Romero se sumó en ese escrito? Porque fue quien, de una u otra manera, presentó a todos.

“Por Luján conocí a Ximena”, contó la abogada a El Destape y aseguró que Romero es cliente suya. La propia Tezanos Pinto, que vive en el sexto piso del edificio ubicado en Uruguay y Juncal, en Recoleta, confirma que fue Romero quien la puso en contacto con la letrada: “Le alquilo una habitación a Gladys desde junio. Llega acá por una conocida. Ella necesitaba un lugar donde vivir”, explicó a este medio. La conocida, confirma, es Cristina Lujan Romero, que es clienta de Egui. Mención aparte: Egui es especialista en lavado de activos y no es penalista.

Las coincidencias continúan. Luján Romero, tal como contó en el programa de Lanata, también concurrió a una manifestación en contra de Cristina en Recoleta, el 23 de agosto pasado, luego de que el fiscal Diego Luciani pidiera 12 años de prisión para la vicepresidenta y su inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos en la causa Vialidad. Allí también estaba Leonardo Sosa de Revolución Federal. La abogada Egui sostuvo ante este cronista que Sosa y Luján Romero se conocen allí pero a la luz de la cantidad de escraches en los que participó Romero no es tan claro que eso haya sido así.

La abogada que subalquila en el piso de arriba de lo de CFK afirmó que“Lujan se conoció con Sosa manifestando aquí abajo el 23 de agosto, después de los alegatos del fiscal. Se juntó gente del partido Republicano, y otras agrupaciones, a manifestar a favor de los alegatos del fiscal Luciani. Llegaron los muchachos de La Cámpora y hubo enfrentamientos. Luján y Leonardo estaban allí. Cuando lo detienen a Leonardo, Luján le da mi número para que yo lo pudiera orientar”. Sosa, explicó su abogada, fue detenido por resistencia a la autoridad al “discutir con un agente de la Policía Federal”. Fue excarcelado. Su causa, dijo la letrada, tramita ante el juzgado federal de Ariel Lijo.

A su vez, la letrada también dijo que Luján Romero conoció a Gastón Guerra, de Nación Despojados, en un escrache a Massa. Según dijo la letrada a El Destape, con respecto a Gastón “Lujan también lo había conocido con motivo de la reunión de repudio que se hizo contra Massa cuando asumió como ministro”. Es decir, Luján Romero también habría sido parte de esa violenta manifestación. La abogada Egui representa legalmente a Guerra en una causa en que se investigan amenazas y agresiones contra el periodista de C5N Lautaro Maislin tanto el día que Massa renuncia a Diputados como cuando asume en Economía. La letrada toma la defensa del referente de Nación de Desocupados después del hecho de Sosa.

La red de relaciones adquiere relevancia porque como se mencionó Tezanos Pinto, la abogada Gladys Egui, Leonardo Sosa y Gastón Guerra se reunieron el 28 de agosto en el sexto piso del edificio de Juncal y Uruguay, justo el piso de arriba de donde vive CFK. Tanto Sosa como Guerra se fotografiaron en el departamento y subieron la imagen a redes. Según la abogada, habían concurrido a firmar unos documentos y luego se quedaron conversando con Tezanos Pinto.

“Pensar que debajo de mis pies está la mafiosa más grande de la Nación Argentina”, posteó Guerra con una selfie suya en el balcón. Uno de los hashtags que escribió fue  “#argentinasincristina”. Sosa también posteó. Subió una fotografía suya con Guerra y escribió: “Con el gran kumpa Gastón mientras nos ambientan abajo con cantos”, escribió.

¿La relevancia de este suceso? Que se dio en el piso de arriba de lo de CFK cuatro días antes del intento de magnicidio y que Brenda Uliarte llegó a participar al menos en la marcha del 18A que convocó Revolución Federal tal como revela un posteo de ella que publicó este medio.

Tras la difusión de ese encuentro, Egui hizo la presentación ante el juzgado de Capuchetti. “Di nuestros datos personales, domicilios, teléfonos, mails de contacto. La presentación se hizo en base a las versiones periodísticas que nos involucran como partícipes en la planificación del atentado. En base a eso quisimos ponernos a disposición del juzgado para lo que fuera necesario”, explicó a este medio.

Respecto a Luján, Egui la describió como “una persona que ejerce su derecho constitucional de expresarse en contra de la política económica de este gobierno. Conoce gente de Republicanos Unidos pero no milita en el partido. Menos en aún Revolución Federal”, señaló. Lo cierto es que lejos de mostrar a una manifestante ejerciendo su derecho constitucional de expresarse, la denuncia de Neira y Daer ubican a Luján en diversos escraches violentos junto a activistas de Revolución Federal.

Fuente: El Destape

 

Te puede interesar

POLÉMICO: Un imputado por la AMIA sería el abogado de Brenda Uliarte

El padre de la joven presentó un escrito ante la Justicia en el que propuso como defensor de su hija a Carlos Telleldín, quien fue acusado de ser el entregador del coche bomba que se utilizó en la voladura de la mutual judía en 1994. La novia de Fernando Sabag todavía no definió si quiere que la represente legalmente.

642215-whatsapp-20image-202022-09-07-20at-201-58-56-20pm

Confirman que la AFI macrista espió a Elisa Carrió

La dirigente de la Coalición Cívica ya había apuntado hacia la exSIDE y la Policía Federal --de Patricia Bullrich-- como quienes ejercieron la persecución en su contra durante el gobierno de Mauricio Macri. En las últimas horas reiteró que fue víctima del espionaje ilegal. La exinterventora de la AFI Cristina Caamaño reveló que se halló una fotografía y un informe de seguimiento a Carrió durante un viaje en 2017.

carrio-y-macrijpg

Tras el atentado, Gabriel Carrizo y Brenda Uliarte seguían planeando matar a CFK

Apenas dos horas después del ataque a la vicepresidenta, Carrizo, el dueño de la máquina de hacer algodón de azúcar, le escribe a Uliarte: “Estamos todos juntos. A la mierda Cristina”. Y ella responde: "La próxima voy y gatillo yo". Más tarde, él le pregunta: "Querés hacerlo?" Uliarte insiste: "Te juro que sí. Y no me va a fallar el tiro. Pero hay que pensarlo bien". En los mensajes que cruzan en las horas y días siguientes se mezclan sus intenciones de concretar el magnicidio, y sumar otras víctimas, como Máximo Kirchner, con los intentos de ocultar sus vínculos con Fernando Sabag Montiel.

653383-carri-20uli