Los videos que prueban la reunión en la que el diputado Milman habló de matar a CFK

El diputado del Pro se reunió con dos colaboradoras dos días antes del atentado, tal como relató un testigo con identidad reservada

Actualidad 27 de octubre de 2022

Una cámara frente al Congreso de la Nación comprobó un dato clave del relato de un testigo en la causa que investiga el atentado a Cristina Kirchner. Es que el declarante -un asesor legislativo cuyo nombre se mantiene en reserva por pedido judicial- dijo haber escuchado al diputado Gerardo Milman confesar un posible ataque, dos días antes de que Fernando Sabag gatille contra la vicepresidenta. "Cuando la maten yo estoy camino a la costa", habría dicho el dirigente del Pro, según el testimonio que recopiló la jueza María Eugenia Capuchetti. El testigo indicó que Milman se había reunido con dos mujeres en el restaurant Casablanca y en las imágenes se observa al legislador con dos colaboradoras caminando por la calle, justo a la hora indicada por el deponente.

En el primer video, Milman se baja de un auto y camina junto a una mujer hacia la icónica confiteria ubicada frente al Congreso de la Nación. En el segundo, en tanto, las cámaras ubican al diputado del Pro con la misma mujer y otra colaboradora más, que caminan por Riobamba e ingresan al anexo del Congreso.

Los testimonios ante Capuchetti
“Marcos, ayer cuando salí de tu oficina fui con mi cuñado a comer a Casablanca. Al lado mío estaba (Gerardo) Milman con dos pibas y graciosamente decía cuando la maten yo estoy camino a la costa y se mataban de risa”. Aportando este mensaje de whatsapp de las 22.36 del 1 de septiembre, un testigo clave -un empleado de un diputado del Frente de Todos cuyo nombre se reserva por pedido judicial-, declaró ante la jueza María Eugenia Capuchetti, que el diputado Milman ya sabía el 30 de agosto que dos días más tarde se iba a cometer la tentativa de asesinato de Cristina Kirchner. La jueza ordenó secuestrar las cámaras del bar Casablanca, ubicado frente al Congreso y en esas imágenes se registró que efectivamente aquel día, a esa hora, estuvo Milman en Casablanca con dos mujeres, Carolina Gómez Mónaco e Ivana Bohdziewicz. Ambas, empleadas de Milman declararon este miércoles ante la jueza Capuchetti. Dijeron de entrada que no se acordaban o que no estuvieron, pero les mostraron las imágenes y ahí confirmaron el encuentro con el diputado. Eso sí, le bajaron el tono a los dichos de Milman. A esto se suma que el 1 de septiembre, el diputado de Juntos por el Cambio estaba en Pinamar, tal como lo dijo el testigo.

Esta nueva vertiente de la investigación es de máxima importancia y echa luz sobre otro hecho protagonizado por Milman, mano derecha de Patricia Bullrich: el 19 de agosto, dos semanas antes del ataque a Cristina, el diputado presentó un extraño proyecto en el que mencionó la posibilidad “de un falso atentado contra Cristina Kirchner”. Eso demuestra -como ya adelantó Página/12- que Milman estaba al tanto de la existencia de un ataque a la vicepresidenta.

El fiscal Carlos Rívolo y la jueza Capuchetti deberán decidir ahora los pasos a seguir, pero parece claro que Milman tendrá mucho que explicar, que aparece el financiamiento de Caputo Hermanos, y también Hernán Carrol, cercano a Bullrich y Javier Milei, como la persona que debe designar y pagarle el abogado a quien accionó el calibre 32 a centímetros de la cabeza de Cristina. 

Fuente: Página/12

Te puede interesar